Recogiendo las observaciones de Darwin en su bitácora de viaje a Tierra del Fuego, ZOO replica la experiencia de los “zoologicos humanos”. Un grupo de científicos ha encontrado a los últimos exponentes de una etnia que creian extinta. Están obsesionados por conservarlos. Sin embargo, con una raza cuyo método de sobrevivencia no es la lucha -como solemos comprender en un modelo más darwiniano de evolución- sino la desaparición entendida como una forma de adaptación, la idea de conservación se vuelve no sólo una paradoja, sino una pesadilla.